jueves, diciembre 30, 2004

Qué es la dominación femenina

Fuente: www.akashaweb.com

Así que qué es la dominación...y es para mí?

Dominación femenina

He leído últimamente muchos libros y artículos sobre dominación femenina.

Tal vez no esté leyendo los libros apropiados. Pero, como mujer que realmente realiza dominación femenina, estos libros parecen más guías práctica de "cómo hacerlo" y no deberían leerse por parte de curiosas y principiantes.

La mejor analogía que puedo hacer es como si fueran sólo de sexo. Se describirían mejor como "Cómo tener sexo" y no como "Cómo disfrutar el sexo". Se entiende?

En el mundo de la dominación femenina, podrían ser subtitulados, o "Cómo sacarte de encima a tu pareja pretendiendo dominarlo cuando en realidad estás haciendo lo que él desea".

Dónde están los libros y artículos que enseñan a las mujeres a disfrutar la dominación femenina?

Por supuesto, hay una audiencia muy apropiada para estos libros de "Cómo hacerlo". Pienso que estos libros son muy apropiados para mujeres que buscan un acercamiento práctico a la dominación porque desean complacer a su pareja, y a él realmente no le interesa si ella se muere de ganas de tener el control. Tal vez, a lo largo del camino, ella tropezará accidentalmente con algo de la dominación que disfruta, pero probablemente será una excepción.

Y sí, siempre hay una necesidad de consejos buenos y prácticos en como utilizar las herramientas de dominación, especialmente en temas de seguridad. Pero siempre siento que no importa lo bien que expliques como hacer nudos, formas de humillar a tu pareja, o cómo escoger lencería para un hombre, nada importa si la mujer no siente pasión por la dominación.

Pareciera que falta un capítulo en esos libros. Frecuentemente estos libros apelan a una parte de la mujer que desea ser elogiada, respetada y obedecida. Hey, las mujeres no podemos entrar en esas relaciones vanilla.

A veces puntualizan que las mujeres pueden disfrutar un poco de mimos y atención, y tal vez tener una asistenta gratis si lo enfocan de una manera correcta.

Yo creo que no es gratificante para nadie si una mujer lo enfoca desde ese punto de vista.

Si un hombre tiene el ardiente deseo de sumisión, no importa cuántos libros lea ella, cuánto se vista para al ocasión, cuan severa parezca cuando señale el suelo y le de un cepillo de dientes mientras se dice a sí misma "`piensa en esto como en una asistenta gratuita".

Si no lo hace por sí misma, las escenas nunca serán convincentes.

Así que donde están los artículos que enseñan a las mujeres cómo disfrutar la dominación femenina en estado puro? No cuál será el resultado, sino cuan apasionado y emocionante puede ser hacerlo?

Dónde están los libros que le mostrarán una pasión que ella nunca supo que existía, y que un día ella se levantará y en vez de estar temiendo que este sea el día en que él se lo pida, ella se dará cuenta de que lo echa de menos. Y quiera experimentarlo otra vez.

Si alguna vez escribo un libro, este sería el libro que escribiría. Sin duda. No quiero enseñar a mujeres como dominar a hombres. Quiero mostrarles como disfrutarlo.

Una anécdota: Porqué las mujeres pueden disfrutar la dominación.

Cómo le enseñas a alguien a tener sentimientos y deseos que apenas puedes identificar y sentir tú misma? Imagínate explicando a alguien cómo disfrutar una comida en particular que te encanta.

La conclusión es que algunas personas nunca lo disfrutarán. Punto. No es parte de sus intereses.

Pero estoy convencida de que muchas, muchas más mujeres disfrutarían la dominación si se las expusiera de manera diferente. He enseñado a algunas amigas vanilla algunos juegos básicos de dominación y los han disfrutado mucho.

La diferencia es que les fue presentado de manera no amenazadora, de forma en que ellas no sentían la presión de estar complaciendo a alguien (más que a sí mismas), e intencionadamente los juegos fueron moldeados para complacer sus deseos, no los de su pareja.

Hace algunos años yo estaba con una buena amiga en una fiesta. Ella era tan vanilla como se puede ser, y era obvio por nuestras discusiones que cualquier tipo de perversión la conduciría probablemente más a juegos de sumisión que a juegos de dominación. A ella le gustaban los hombres fuertes, preferían que ellos tuvieran la iniciativa sexualmente, y tenía algunos estereotipos negativos en su cabeza en relación a la dominación en la alcoba (las típicas imágenes con collar de perro, hombres arrastrádonse y ladrando y una mujer diciendo "gusano inservible"; por supuesto ella perdía todo el respeto por hombres que le permitieran a una mujer hacerles eso).

Había un hombre en esta fiesta con quien mi amiga había comenzado a salir. Flirteaban uno con el otro, y ambos conocían mis tendencias dominantes. Sugerí ir a un lugar privado y enseñé a mi amiga Janie algunos juegos suaves de dominación. Por supuesto Todd estuvo de acuerdo, así que después de algunas risitas tontas nos retiramos a una habitación privada.

Cuando pensé en hacer esto con Janie, recordé lo que me llevó inicialmente al sadomasoquismo. Nací para hacer esto, lo sé. Pero porque? Cómo fueron mis primeros deseos?

Puedo decirte que cuando tenía 15 años, estaba tanto molesta como disgustada con las descripciones típicas de libros y películas SM. Como Janie, encontraba el concepto de un hombre gateando en manos y piernas incómodo y ridículo. La expansión de deseos, la atracción a herramientas, el deseo de empujar hasta el límite, todo esto ocurre a su debido tiempo. Acercarse a la dominación esperando disfrutar esos límites es risible. No es sorprendente que muchas mujeres pierdan el entusiasmo debido a parejas ansiosas. Su primer exposición al tema a veces es tan extrema como algunas de las cosas que solía leer en foros y creían que eran para locos, depravados y pervertidos.

En cambio, quise enseñarle a Janie las formas más básicas y puras de dominación y sumisión. Quería que ella disfrutara como yo disfruté mis primeras veces. Quería que fuera sutil, sensual y erótico.

Le dije a Todd que tenía que sentarse, mantener sus manos en su cuerpo y no interrumpirnos. El sólo deseaba observar y se comportó adecuadamente. Mientras tanto, me senté con Janie y hablamos de forma suave de manera que él no nos escuchara.

Le pregunté qué encontraba atractivo en él. Ella se rió un poco tontamente, y me dijo su lista. Cosas de sus ojos, de sus fuertes brazos, de su boca. Ella lo encontraba muy sexy. Le pregunté si quería besarlo - después me corregí - le pregunté si quería que él la besara. Después de todo, ella estaba acostumbrada a que los hombres dieran el primer paso.

Si, por supuesto, dijo ella. Le encantaría que él la bese.

"Ven aquí" le dije a Todd. El comenzó a levantarse, pero yo levanté la mano para indicar que se detuviera. "Ven lentamente. Mírala. Mira sus ojos".

El sonrió, disfrutando de la atención. Y a medida que él se acercaba, yo podía ver cómo sus piernas se apretaban, sus manos entre ellas, excitada. La forma en que él se acercaba a ella la excitaba, el contacto visual, su inminente cercanía.

"Quieres besarla?" le pregunté a él.

Sí! dijo él, riendo un poco mientras llegaba a nosotras. Le hice un gesto para que se arrodille, pero no le di gran importancia al hecho de que lo estaba haciendo. Quería que él se sumitiera a ella.

"Porqué quieres besarla?" le pregunté.

El mantuvo la vista en ella, poniendo sus manos en las rodillas de ella. Yo suavemente cogí sus manos y las separe del cuerpo de ella, pero nuevamente no le presté atención. "Porque...porque es hermosa".

No me lo digas a mí, díselo a ella.

Janie, eres hermosa. Quiero besarte.

Dile cómo la besarías. Dile porqué deberías dejar que ella te bese.

Todd humedeció sus labios. Miró su cara, e intentó decir palabras. Podía sentirla cerca de mí, ella estaba tensa. me preguntaba si ella se estaba excitando tanto como yo. Ves, esto fue sumisión pura, hermosa. Es la forma más básica.

El pedía su afecto, su atención. El necesitaba algo. Estaba arrodillado, respetuosamente, sin siquiera tocarla, y mirándola largamente. Ciertamente ahora ella deseaba ese beso más que ninguna otra cosa, pero ella sabía que iba a tenerlo. No había dudas adolescentes, esperando y deseando que ese beso llegara. No había insinuaciones o inclinaciones de cabeza hacia él. Ella estaba en control, y se sentía cómoda y feliz en esa situación.

"Quiero besarte suavemente al principio. Quiero...quiero posar mi boca en la tuya, y presionar suavemente, entonces...entonces..." Todd dudó. Como la mayoría de los hombres, no era totalmente capaz de expresar sensualidad con palabras. Pero no importaba, su voluntad y honestidad estaba llegando a ella.

Quieres que te bese ya, Janie? pregunté.

Ella soltó una risita. Me está gustando hacerlo esperar.

Todd lloriqueó un poco, y sus manos volvieron a descansar en las rodillas de ella, tratando de envolverlas afectuosamente. Una vez más, las bajé suavemente. Esta vez, dije, "Porqué no las pones detrás de tu espalda. Janie no quiere distraerse con tus manos. Ahora mismo nos estamos enfocando en tus ojos y tu boca.

"Mmmm" asintió Janie, y estaba mirándolo fijamente.

Y tal vez dentro de poco, ella te dirá donde poner tus manos. Te gustaría eso, verdad Todd?

El respiraba visiblemente ahora. "Si...si. Necesito ese beso ahora, por favor".

Janie me miró. Estaba lista para ceder.

"Espera un momento" sonreí. "Míralo, Janie".

Ella giró otra vez, mirándolo, y puedo decir que estaba excitada. Qué dices, Todd? "Por favor, por favor, puedo besarte, Janie?" "Será un buen beso?" pregunté.

"Sí" dijo él.

Janie comenzó a hablar. "Cuán bueno será?" le preguntó.

El mejor beso que hayas tenido nunca.

"Déjale besar tu mejilla", le dije. "Y veremos si se gana todo o no".

No es necesario decir que Todd se lo ganó. Se ganó un beso, y ganó la posibilidad de poner sus manos en las rodillas de ella. Y mientras la escena completa parece amateur y juvenil para los más experimentados practicantes de BDSM, el objetivo no era que ella se divirtiera torturando, forzando la castidad, o atando.

El objetivo era que ella disfrutara la dominación. Burlándose un poco. Y sintiendo control real en algo que ella disfrutaba. No jugar un rol que le era completamente extraño.

*

Hay una herramiento que es la más esencial en cualquier expresión de dominación. Y es el deseo y la comodidad con la dominación.

Este es el capítulo que falta en los libros. Esto es de lo que deberían escribirse libros enteros. Pero teniendo en cuenta que comodidad y deseo creo que son diferentes caminos para muchas mujeres, creo que para cuando comienzan a ver ese camino, ya están desilusionadas acerca de la dominación.

Porque, posiblemente, alguien les sugirió que lo hagan. Alguien les ha dicho qué es lo que esperan y eso es lo que ellas han recibido. Porque ellas quieren complacer a su pareja. Así que la base completa de la dominación es defectuosa.

Creo que una mujer cómoda en su dominación desearía complacerse ella primero, y su pareja después. No importa si es 51% a 49%; ella debe reservar ese espacio para ella. Con algunos hombres, cuanto más avance ella en la escala, más placer obtendrán ellos con la escena.

Creo que la mayoría de los hombres sumisos tienen deseos que pueden mapearse en un eje x/y. Si la coordenada x es "fetiches" y la coordenada y es "su dominación", se pueden mapear sus deseos en dos formas diferentes. Uno es cuánto énfasis él pone en cumplir sus propios deseos; el sumiso hardcore con fetiches muy específicos (por ejemplo, él quiere adorar pies, vestirse como una mujer, tipos de dolor específicos) ponlo alto en la coordenada x. Si él realmente no se preocupa demasiado en cuán metida está ella, entonces la marca en la coordenada y puede ser baja. En este caso, él probablemente estaría contento con una mujer que lea la técnica y actúe la fantasía para él.

Sin embargo, muchos hombres necesitan saber que su pareja está realmente disfrutando su sumisión. Algunos de ellos lo requieren por lo menos en un nivel mínimo; otros realmente quieren que ella vaya progresando gradualmente. La importancia que le dan a este deseo puede mapearse en el eje y. Si los actos que él debe soportar para su placer no están específicamente en sus fantasías, la marca en el eje x puede ser baja. Yo encuentro esta sumisión la más fácil de trabajar, porque mi inclinación por la dominación es elevada, pero prefiero no tener que manejar demasiadas agendas sumisivas.

Ahora, un sumiso con muy alta atracción hacia los fetiches y alta inclinación hacia mujeres con pura dominancia en su sangre es el tipo más difícil de hombre, en mi opinión, para satisfacer. No sólo tiene una lista importante de fetiches que necesita realizar, sino que desea una mujer con una inclinación muy dominante para que lo disfrute, sincera y honestamente, por lo menos, si no más, que él mismo. Creo que estos hombre estarán buscando durante mucho tiempo, y podrían tener que reconsiderar sus expectativas en una de las dos áreas.

Al ayudar a una mujer a disfrutar la dominación, mi objetivo es simplemente llevarla al eje y, aunque sea un poco. Desafortunadamente, para el momento en que las mujeres comienzan a ver su dominancia, varias cosas negativas habrán ocurrido que pueden menoscabar su desarrollo.

En primer lugar, probablemente comenzaron con la agenda de su pareja. Después de todo, muy pocos hombres sugerirán que una mujer debería experimentar con la dominación "vagamente". El puede haber sugerido ataduras, puede que haya pedido que controlen sus orgasmos. He escuchado casos de hombres sugiriendo el uso de dildos a mujeres que nunca habían pensado en la dominación en ninguna de sus formas.

Esto pone inmediatamente cierto nivel de expectativa en la mujer, haya sido o no la intención de su pareja. Ella sabe lo que se espera de ella, y sabe lo que quiere para, en el último de los casos, complacer a su compañero. Ya se han invertido los roles, ella busca aprobación. Hay un gran miedo de fallar.

Segundo, en muchos casos el sumiso inadvertidamente intimida a su pareja con los juguetes que escoge para introducirla en sus fetiches. Quizás le ha mostrado algunas revistas que muestran a las dominantes como diosas de latex, o juguetes que las asustan - paletas, cepos, restricciones.

Entonces, ahora qué? Mi primer consejo para las mujeres que leen esto porque su pareja las empuja hacia aquí es este - olvídate de cada cosa que él ha dicho que quiere que le hagas. Si él quiere ser dominado, esto empieza contigo.

Si él quiere realizar fetiches específicos, pienso que ambos debieran sentarse y tener una larga discusión. Si su deseo de realizar estas necesidades es más alto que el deseo de verte disfrutar la dominación, podrías considerar obtener el conocimiento práctico necesario para hacerlo, y acordar una frecuencia para hacerlo. Como el sexo oral, y cualquier otra forma de sexualidad típica. Si no estás de acuerdo con los fetiches que él desea, necesitas tener una discusión más seria, y encontrar una forma de compromiso. Si tu odiabas darle sexo oral pero él lo sentía parte de su sexualidad, sería justo no permitirle nunca ese placer otra vez?

Si él quiere que tú disfrutes tu dominación, entonces debe estar deseando sacrificarse por tí. Su primer paso tendría que ser dejarte hacer. Eso significa no ponerlo sobre la mesa otra vez. Dejar a un lado las revistas. Poner todos los juguetes que pueda haber comprado en una caja con llave y dándote la llave. Que no chatee con dóminas por la noche. No quejas o insinuaciones.

Necesita darte tiempo para encontrar tu propio estilo. Su primer acto de sumisión debería ser darte el espacio que necesitas. Dile que necesitas un mes.

Para este momento, puede que él esté preocupado acerca de dónde se está metiendo. Después de todo, no puede ser justo que el esté dando vuelta cada una de sus fantasías porque tú vas a dominarlo. El tiene que darse cuenta de algo, primero y principal. Nunca, nunca vas a estar cómoda con la dominación si tienes que tener una lista frente a tu cara.

Si él quiere realizar sus fetiches, puede volver al plan A y aceptarlos sin tu pasión, y que no se queje si piensa que no estás suficientemente compenetrada.

Si él quiere que aprendas a disfrutar la dominación, debe permitirte encontrar tu propia pasión y ayudar a que crezca. Eventualmente, con paciencia y valor, llegará el momento en que sus fantasías y fetiches entrarán en el juego.

No puedo enfatizar esto lo suficiente. El primer paso hacia la dominación es sentirse libre de expectativas y agendas. Debe dejar que lo hagas a tu manera.

Puede que encuentres difícil librarte de nociones preconcebidas sobre sadomasoquismo.

Porque estoy en esto desde hace tanto tiempo que ya no lo recuerdo, tuve la suerte de poder desarrollar mi propia pasión, a bajos niveles, antes de siquiera saber lo que era el sadomasoquismo. Estuve jugando mis pequeños juegos de poder mucho tiempo antes de leer una revista, ver una dómina en la televisión, o leer sobre un crimen sadomasoquista en el periódico.

Yo jugaba mis juegos de poder antes de haber tenido sexo, un orgasmo, o haber besado a un chico. Bueno, pienso que comenzaron en tandem con la parte de los besos.

Nunca tuve un hombre que me dijera, ya sea despuès de haber salido o una vez que ya estábamos de novios, "Hey, me siento un poco pervertido. Podrías bailar alrededor mío con un pez en la cabeza?".

Uso este ejemplo ridículo porque imagino que es tan ridículo como te suena ahora mismo a tí. Aquí hay un hombre con el que estás saliendo, y de repente se aparece con una idea que realmente te disgusta y simplemente espera que la hagas. Sin ni siquiera reírse.

No tienes que bailar a su alrededor con un pez en tu cabeza. Todo lo que tienes que hacer es darle una oportunidad al tema, pero en tu propio estilo. Probablemente estoy pareciendo un disco rayado ya. Pero es tiempo de que comiences a ver cómo te sientes realmente acerca de la dominación.

La esencia de la Dominación

Creo que muchas mujeres se ponen muy nerviosas e inseguras cuando piensan en dominación. Tener todo ese poder debe ser tremendo. Significa que él espera que tú hagas todo. Significa que tienes que controlar todos y elegir todas las opciones. Significa que no tienes libertad - tienes que hacer todas esas cosas mientras él te observa atentamente.

Esto es hacia atrás. No lo mires de esta forma. Más tarde, puede que ames ese control de la situación; por ahora, es demasiado extremo e intimidante.

En cambio, míralo de esta forma. No hay presión, porque no hay forma equivocada de hacerlo. Todo lo que necesitas hacer es complacerte. Y antes de que digas "Me complacería más no tener que hacer nada de eso", recuerda que ya hemos dado vuelta todas sus ideas. Estamos hablando de lo que te excita a tí, ahora.

Entonces ahora, viene la diversión. Qué es lo que te excita de ese hombre?

Voy a hacer unas suposiciones ahora. Primero, asumo que tú y tu compañero ya tienen una vida sexual decente a agresiva. Si hay problemas con eso, necesitas resolverlos primero antes de incorporar nuevos elementos.

Segundo, asumo que eres lo suficientemente abierta como para, al menos, darle una oportunidad a la dominación. De otra forma, no estarías leyendo esto.

Con esto en mente, deberías comenzar por considerar los siguientes ejemplos de dominación que podrían estar actualmente existiendo en tu vida. Puede que lo estés disfrutando, y ni siquiera te hayas dado cuenta.

Tienes un veta dominante?

Te da ilusión cuando usas algo por primera vez y lo pescas mirándote? Recuerdas cuando comenzasteis a salir, y cuán excitante era que pudieras decir por la forma en que se comportaba cuando estaba completamente excitado?

Aún no he encontrado una mujer a la que no le de una pequeña punzada de excitación estar vestida una noche y ver a su pareja mirándola con mucho respeto. Cuando él susurra lo bien que se la ve, que no puede esperar a estar solos. Cómo podría no hacernos sentir bien eso?

O por ejemplo cuando estás teniendo realmente buen sexo, y le estás haciendo algo que sabes que lo vuelve loco. Que hay de ese sentimiento cuando él está a punto de tener un orgasmo y tú sabes que podrías controlarlo si quisieras - tal vez cuando estás sobre él o aún cuando estás teniendo sexo. No se siente bien?

Aquí hay algo más abstracto - ha hecho él alguna vez algo por ti que ambos sabían que él no quería hacer, pero lo hizo de todas maneras? Tal vez él era una persona que no quería correr pero lo había prometido, y aún siendo inconveniente, mantuvo su palabra y lo hizo sin una queja. Como te hizo sentir?

Y piensa en tus primeros amores en el colegio o la universidad. Tus primeros amores reales. Tuviste alguna vez la experiencia de un hombre que estuviera loco por tí, y fuera del estilo fuerte y silencioso. Tal vez saliste durante un tiempo, y tuviste muchas peleas. Tal vez rompiste varias veces. No hemos tenido todos ese tipo de relaciones? Recuerdas la primera vez que te llamó, y lloró, porque dijo que te amaba demasiado como para perderte? No te hizo llorar, también? Recuerdas la primera vez que un hombre te mostró emociones que tú sabías que lo hacían verse vulnerable y asustado, pero lo hizo porque no quería perderte? Fue asombroso pensar que los hombres podían comportarse de esa forma. Se sentía bien, porque nos gusta ser amadas y aperciadas, y nos mostró cómo él estaba dispuesto a tirar por la ventana todas las poses masculinas porque le importaba tanto, y a tí también él te importaba mucho.

Estos son todos ejemplos de dominación y devoción que no fueron preparados u ordenados. Estas son cosas que nos hacen sentir bien, como mujeres, tanto en el plano sensual como en el emocional. Pero no son perversas, ni requieren toda clase de juguetes.

Las emociones que sentimos en este tipo de situaciones a veces son muy poderosas. No son emociones de todos los días. Piensa en algunos de tus ejemplos personales. No te levantaron la autoestima? No creías que podías conquistar el mundo? La primera vez que tu primer amor lloró lágrimas para tí, no fue más romántico e intenso que cien rosas rojas?

Cuando jugamos juegos de poder sutiles, jugamos con estas mismas emociones. Jugamos con sensualidad, el control del placer, la demostración de devoción, y el deseo de servir. Cuando tu pareja te dice que quiere que lo ates y te burles de él, está usando terminología prefabricada.

Lo que quiere realmente es lo mismo que hacéis en la cama, cuando sabes que puedes hacer que tenga un orgasmo en cualquier momento. Sólo quiere saber que tú lo sabes, y quiere que lo disfrutes. La próxima vez que estés en esa situación, para por un momento, míralo a los ojos y dile, "Puedo controlar si vas a tener un orgasmo o no, exactamente ahora". Se quedará sin habla.

Cuando diga que quiere ser burlado y torturado, no comiences a pensar en fustas y cadenas y en tener vestidos de látex. Piensa en la última vez que usaste uno de esos vestidos que hacen que él no pueda dejar de mirarte. Ahora, piensa que hubiera pasado si le hubieras dado una servilleta que hubiera dicho "no puedes dejar de mirarme, no?" Nuevamente, todo lo que estás haciendo es acusar recibo del efecto y disfrutarlo. Creéme, esto hubiera hecho que su cabeza explotara.

**

Espero que ahora, ya haya comenzado a cambiar tu mente del pensamiento sadomasoquista estereotipado a cómo puedes integrar juegos de poder en tu propia relación. Lo que espero que ocurra es que descubras que disfrutas los sentimientos que obtienes cuando comienzas a experimentar, y entonces querrás llevarlo un poco más lejos.

De ninguna manera debieras sentirte apurada, o que tus actos sutiles de dominación "no son suficientes". Si comienzas a pensar estas cosas, vuelve atrás a la primera regla: tú defines la etapa. Mides el éxito por tu propio placer, no por sus expectativas.

La única cosa que le debes a tu pareja, en esta etapa, es honestidad acerca de lo que sientes. Cuando haces una de estas pequeñas cosas y sientes que te excita, díselo. Aún cuando sepas que él puede decirlo, verbalízalo. Cuanto más él sepa que estás adoptando aún las más sutiles formas de dominación, más entusiasmado estará en no tratar de presionar o estar impaciente.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

si buscais emociones mirar aqui http://dominasumisa.blogspot.com/
encontrareis un juego muy excitante y unos albunes de fotos de tios que es para alucinar ademas es gratuito y sin necesidad de registro.ya me contareis como os fue la visita

3:56 p. m.  
Blogger monsolo62 said...

Yo soy un hombre de marcada personaidaadl ideas, claras, y profundamente convencido de la superior talla intelectual, emocional y humana de la mujer sobre el hombre, mi señora y yo nos conociamos ya hace 22 años, hace tres que me hizo el honor de permitirne vivir bajo su dominio, nosotros no practicamos rituales ni fetichismo, nos tuteamos, nos amamos con pasión, simplemente desde el principio ella me dejo claro que si deseaba mantener una relación con ella deberia asumir que ella decidia todo entre nosotros y que mi papel en la pareja era satisfacerla, servirla y obedecerla, así como aceptar sin cuestionar sus actos y ordenes, me decia que estaba muy bien sola y no necesitaba a nadie, de Manera que yo Debería mejorar su vida, no estaba interesada en tener Pareja sin mas, así Pues yo soy el amo de casa, me ocupo también de la finca y los animales, soy su chofer y guarda espalda, también su confidente su asistente y su juguete sexual, ella trabaja fuera y es la titular de todo, en el sexo mi papel es complacer todos sus deseos, ella busca su satisfaccion y yo hago lo que ella ordena, practica el facesitting o se acomoda y me arrodilla, cuando desea usar mi miembro se pone ella siempre encima de mi, también usa vibradores, todavia no ha usado el dildo, pero desde luego cuando le apetezca obedecere, como siempre, a veces me permite masturbarme mientras se sienta en mi cara o cuando me pone a lamer su delicioso trasero mientras se masturba, otras veces me masturba durante mucho tiempo sin permitirne llegar al orgasmo, de hecho no suele autorizarme que alcance el orgasmo, el sexo entre nosotros va encaminado a satisfacerla a ella, yo solo obedezco a mi señora, la amo apasionadanente y ayudarla a obtener placer es el más exquisito extasis para mi. Es nuestra relación dominacion femenina? Yo creo que es la verdadera dominacion.

2:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home